Tratando la adicción con Mindfulness

Mindfulness como tratamiento de las adicciones

Photo by Milan Popovic on Unsplash

Mindfulness, o atención plena, es una técnica de meditación que ha sido implementada para tratar diversos trastornos debido a la comprobación científica de su eficacia ante determinados pensamientos y conductas.

Consiste en ser plenamente consciente de lo que ocurre en el momento presente, sin filtros ni prejuicios de ningún tipo. Dicho de otra forma, consiste en el cultivo de la consciencia de la mente y el cuerpo para aprender a vivir aquí y ahora.

Hoy en día esta práctica basada en la atención en el presente y la respiración, ha sido implementada como técnica de intervención dentro de los tratamientos para las adicciones.

Las terapias que utilizan Mindfulness como tratamiento para las conductas adictivas son:

  • Terapia Cognitiva Basada en Mindfulness,
  • Terapia Cognitivo Conductual Mejorada con Mindfulness,
  • Prevención de Recaídas Basada en Mindfulness,
  • Reducción de Estrés Basada en Mindfulness
  • Entrenamiento de la Conciencia con la Meditación.

Generalmente los tratamientos en adicciones que utilizan Mindfulness mantienen sesiones semanales de entre 90 y 180 minutos en los que se incluye, psicoeducación, ejercicios guiados, material complementario para ser utilizado de manera particular en el hogar y terapias individuales en las que se abre el diálogo entre paciente e instructor.

Los mecanismos claves detectados dentro del tratamiento utilizando la técnica de Mindfulness son:

  1. Cambio perceptual en la manera de responder ante estímulos sensoriales y cognitivo-afectivos, lo que permite a la persona objetivar sus procesos cognitivos y aprehenderlos como fenómenos meramente pasajeros.
  2. Una reducción de los síntomas de recaída y abstinencia por medio de la sustitución de conductas adictivas desadaptativas por una “adicción positiva” enfocada a la meditación, especialmente los estados de dicha y/o tranquilidad asociados a ciertas prácticas de meditación.
  3. El locus de control que se encontraba enfocado de manera externa hacia el estrés cambia a los recursos metacognitivos atencionales internos.
  4. Los estados de ánimo disfóricos, esquemas de vergüenza y autodesprecio típicos de una adicción, se modulan por medio del cultivo de la compasión y autocompasión.
  5. Se reduce la relevancia otorgada a la recompensa inmediata interiorizando el concepto de la impermanencia del objeto, es decir, el valor que se le otorga al objeto de la adicción adquiere menos importancia y un sentido del tiempo pasajero.
  6. Un crecimiento espiritual que cambia la perspectiva de ver la vida y genera una nueva evaluación de prioridades.
  7. Se genera una posición de observador de los propios impulsos mentales desde una actitud compasiva y sin juicios, esto ayuda a controlar las respuestas compulsivas habituales.
  8. La excitación automática se ve reducida por medio de las respiraciones conscientes (base de la práctica de Mindfulness), que estimulan el funcionamiento prefrontal y el nervio vago.
  9. Se genera una mayor capacidad de gratitud por medio de las mejoras en el aspecto de la paciencia.
  10. Se genera una mayor capacidad para detectar y, por lo tanto, modular los impulsos mentales y patrones de pensamiento defectuosos.

Actualmente los estudios sobre Mindfulness como práctica terapéutica ante diversos trastornos ha ido incrementando, sin embargo, es necesario entrelazarla con otras formas de intervención como la terapia individual y la terapia grupal para lograr un tratamiento completo y eficaz.

Esta modalidad es la que incluimos en Orbium. El mindfulness complementa el tratamiento abordando la regulación de las emociones y la fortaleza para lidiar con los pensamentos de consumo y con el craving o deseo extremo que periodicamente se presenta.

En nuestras sesiones se hace hincapié en los cambios emocionales y de nuestros pensamientos y aprendemos a gestionarlos de forma adecuada reduciendo el riesgo del consumo.

Ayuda también en la fase de deshabituación en la que nos vamos haciendo cargo de la vida y los problemas cotidianos que muchas veces son los que propician el malestar que inicia el consumo.

En resumen es una herramienta más en nuestro tratamiento para lograr llevar una vida con armonía y satisfacción

Vía: Ph.D. GRIFFITHS, M. (2016). “Addiction and Mindfulness”. https://www.psychologytoday.com/us/blog/in-excess/201602/addiction-and-mindfulness

2018-08-23T12:14:47+00:00