Inicio » Tratamiento para dejar los porros

La adicción a los porros y el tratamiento de desintoxicación del cánnabis

Cánnabis, también conocido como porros, canutos, petardos, petas, maría, chocolate… Los derivados del cánnabis son las sustancias ilegales más consumidas en España.

Esta sustancia es percibida como poco adictiva y natural. Por esta razón, su consumo comienza a edades cada vez más tempranas (12-13 años), donde el desarrollo psíquico y neurológico no ha terminado. Es muy posible que el consumo de cánnabis sea una de las causas del fracaso escolar de los jóvenes y de la ruptura con su entorno social más próximo. En este caso, cuanto antes sea diagnosticado, más favorable será el pronóstico.

La tolerancia puede aparecer incluso con el uso esporádico, y el síndrome de abstinencia conlleva ansiedad, insomnio, irritabilidad, depresión y disminución del apetito, entre otros síntomas. Como riesgo principal destacan la apatía y la pérdida o disminución del interés en el individuo, disminución en la capacidad de concentración y de memoria, especialmente en consumidores diarios.

Está constatada la potencialidad del cannabis como elemento desencadenante de psicosis y cuadros delirante-alucinatorios en personas en riesgo.

Tratamiento

La desintoxicación es una fase relativamente sencilla. Deshabituación y reincorporación son las fases críticas puesto que en el entorno habitual el consumo está muy presente. Requerirá el abordaje motivacional del paciente y la recuperación de funciones cognitivas deterioradas. El pronóstico es muy positivo y se refuerza cuando el paciente comienza a ser consciente de que su memoria mejora, se reducen los bloqueos y se agilizan los razonamientos, cuando comienza a sentir interés por diversas actividades y a disfrutar con ellas.

¿Cómo detectar su consumo?

En general se pueden observar ciertos cambios:

  • Conductuales: Se evita estar con personas ajenas al entorno de amigos consumidores, se reduce el contacto familiar y la vida social, recluyéndose en sus habitaciones o estando fuera de casa. Se observan cambios en la conducta alimentaria (pérdida o incremento de apetito).
  • Cognitivos: Pérdida de memoria, despistes, olvidos, aturdimiento, etc. Puede provocar fracaso escolar o laboral.
  • Motivacionales: Perdida del interés en general (actividades lúdicas anteriores, amigos, actividades físico-deportivas,..) Se debe al síndrome amotivacional que es característico de esta sustancia.
  • Físicos: Ojos enrojecidos (uso de colirios para evitarlo), disminución/aumento del peso y pérdida de tono muscular, alteración del sueño.

Sobre el cánnabis

  • Los cannabinoides son compuestos derivados de la planta denominada Cannabis Sativa, que se cultiva prácticamente en todo el mundo. Se ha cultivado durante siglos tanto por la utilidad de la fibra de cáñamo como por sus propiedades psicoactivas y su uso clínico.
  • Para su consumo se suele presentar de tres formas: “marihuana o hierba” preparada a partir de las hojas secas, flores y pequeños tallos de la Cannabis Sativa; “hashish o hash”, que se elabora prensando la resina de la planta hembra, dando lugar a un bloque de color marrón. Su contenido de THC (hasta un 20%) es superior al de la marihuana (del 5 al 10%), por lo que su toxicidad es potencialmente mayor; y “aceite de cannabis o aceite de hachis”, un concentrado líquido que se obtiene mezclando la resina con algún disolvente como acetona, alcohol o gasolina, el cual se evapora en parte, dando lugar a una mezcla viscosa cuyas proporciones de THC son muy elevadas (hasta un 85%). Se mezcla con tabaco para fumarlo o se toma en infusiones, tortillas y repostería.

Contacta con nosotros

Cuéntanos en qué podemos ayudarte, la primera consulta es gratis

    adicción alcohol