Inicio » Tratamiento de adicción al sexo

Tratamiento de adicción al sexo

Esta es una de las adicciones en las que venimos trabajando mas años. Actualmente disponemos de una terapia de grupo específica para ello e impartimos formación a profesionales.

Acaba de ser agregada a la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud (ICD-11) por La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la padece alrededor de un 6% de la población Española.

El tratamiento combina las terapias individuales con las de grupo. Primero se valora la historia de consumo y se establece el plan de trabajo personalizado.

  • Cuando el sexo se convierte en esclavitud hablamos de adicción. También denominada hipersexualidad o satiriasis, cada día está mas presente en las consultas clínicas, aunque para los pacientes resulta difícil declararse adicto a ello. Más difícil todavía es poderlo hablar con un amigo o familiares dado que despierta toda una serie de respuestas paradójicas: desde sonrisas casi envidiosas  a un miedo indefinido.
  • La adicción al sexo tiene muchas caras y muchas formas de manifestarse: con o sin masturbación, con prostitución o sin ella, con relaciones físicas o sin ellas, con o sin pornografía, como necesidad de cambiar de pareja inevitablemente, como búsqueda, caza y colección de experiencias sexuales, como medio para sentir emociones inviables de otra forma…..
  • Muchas caras pero siempre un deseo y comportamiento desenfrenado por….., que le perjudica en la realización de una vida normal respecto a sus relaciones interpersonales, su trabajo o estudios y su identidad personal.
  • De igual forma que la adicción a la cocaína por ejemplo, la adicción al sexo genera tolerancia que se resuelve incorporando mas variaciones o mas frecuencia; también tiene síndromes de abstinencia que se perciben con nerviosismo, irritabilidad y un vacío creciente que solo se llena con el acto adictivo (mental o físico) y que se repetirá de nuevo ineludiblemente afectando a todas las esferas de la vida y convirtiendo en crónico ese ciclo autodestructivo del que parece que no se pueda salir jamás. Como siempre, el dolor está presente y acompaña el deterioro de la persona que lo padece sin saber qué hacer.
  • Si te sientes reflejado o reflejada, no dudes en contactar con nosotros.

Contacta con nosotros

Cuéntanos en qué podemos ayudarte, la primera consulta es gratis