¿Te apetece una rayita?

En la actualidad ha proliferado el consumo de cocaína en la sociedad de manera alarmante, según fuentes del Ministerio de Sanidad

 

Cuando la probé por primera vez, me dije a mí mismo que había encontrado con la coca el elixir de la vida. Hoy solo puedo decir que, mucho tiempo después, ha destruido mi familia, mi salud y mi trabajo y que ojalá nunca la hubiera probado”. Andrés B. 42 años. 
La cocaína se ha convertido en una droga “social” y bien aceptada, pues se mantiene la falsa creencia de que al consumirse principalmente en ambientes sociales
de alto nivel adquisitivo es quizás menos perjudicial. Parece el remedio para el trabajo estresante que requiere gran concentración y dedicación. La realidad
es bien distinta pues además de ser una droga fuertemente adictiva, ha dejado
de tener ese supuesto glamour y provoca graves consecuencias no solamente físicas, como son el deterioro corporal y neuronal, sino también psicológicas, produciendo el “craving” o deseo, incluso después de dejar su consumo, lo que produce desequilibrios emocionales y de personalidad. Hoy su consumo se ha extendido a todos los ambientes y a todas las edades.

 

 

La cocaína en datos

El Ministerio de Sanidad ha mostrado su preocupación por las elevadas prevalencias de consumo de cocaína en España: un 7% de la población la ha probado alguna vez, el 3% lo ha hecho en el último año y un 1,6%, en el último mes. Estos datos demuestran una tendencia creciente en todos los indicadores de consumo de cocaína, pues supone que aproximadamente 474.000 personas de entre 15 y 64 años declaran haber consumido cocaína en los últimos 30 días y, de ellas, 350.000 son adultos jóvenes menores de 34 años. El consumo está más extendido entre los hombres y se concentra fundamentalmente en el grupo de edad de 15 a 34 años. Debido a la grave dimensión social del problema, se debería incrementar la información sobre los elevados riesgos para la salud, derivados de su consumo y “desmitificar” la idea de su escasa nocividad.

Algunos de sus consumidores, normalmente personas bien integradas socialmente, explican las consecuencias del consumo de cocaína en frases como ésta: “Nunca pensé que por tomar alguna raya de vez en cuando acabara siendo un cocainómano y tuviera que ponerme en tratamiento para superar la adicción” José A. 31 años.

Este año ha salido el anuncio de una vacuna que aún no está a disposición del público. Por el momento y hasta observar si es realmente la solución, el tratamiento para la adicción a cocaína se centra en
la adicción psicológica que provoca su consumo. La adicción es una enfermedad mental según la Organización Mundial de la Salud (OMS) que tiene tratamiento. Lo importante es querer dar el paso.

Cuenta con nosotros para resolver tus dudas y poder ayudaros.

2018-08-29T18:59:33+00:00