Cannabis y psicosis, una bonita relación

Queda demostrada una evidencia directa entre el consumo de cannabis y los síntomas psicóticos

Hace unos años no hubiésemos podido asegurar que tuviesen relación, pero la evidencia de los casos que se registran en los hospitales es inequívoca. La relación existe.

Es cierto que “antes” el consumo se realizaba por un porcentaje menor de personas y es cierto también que la edad de consumo era mas elevada.

¿La madurez protege en este caso? ¿Es tal vez el (o la) joven más compulsivo y por ello asume más riesgo? Estas y otras muchas preguntas están sobre la mesa y requieren que la sociedad en pleno tome conciencia del peligro.

Mi experiencia personal es dolorosa en este sentido pues los pacientes que han sufrido brotes psicóticos y no han suprimido el consumo repiten su crisis.

Durante los días 16 y 17 de Mayo se celebró en Barcelona el Symposium Científico sobre Cannabis organizado por Socidrogalcohol.

El consumo de cannabis “lleva trastornos mentales asociados como son los trastornos de ansiedad, trastornos depresivos y psicosis inducida y esquizofrenia“, ha indicado la Dra. Enriqueta Ochoa, psiquiatra del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid en el Symposium Científico sobre Cannabis  .

La intoxicación aguda por cannabis produce síntomas psicóticos tales como:

  •  Despersonalización
  • Desrealización
  • Sensación de pérdida de control e ideas paranoides, ha añadido.

El consumo puede originar psicosis inducidas y es muy importante la asociación entre el consumo de cannabis y la psicosis“.

La Dra. Ochoa ha indicado que “el consumo de cannabis puede aumentar en 2/3 veces el riesgo de aparición de psicosis a lo largo de la vida” y que “el consumo al principio de la adolescencia aumenta el riesgo de psicosis posterior“.

Entre sus conclusiones ha señalado que el cannabis acelera el inicio de la esquizofrenia.

Por otra parte, “el uso diario y prolongado del cannabis puede producir deficiencias en la memoria reciente, en la atención, en la capacidad psicomotora y en la velocidad de procesamiento de la información“.

Las alternaciones neurocognitivas no siempre se normalizan si cesa el consumo. Por otra parte, el consumo de cannabis “provoca efectivamente síndrome de abstinencia“, ha añadido la Dra. Enriqueta Ochoa.

Debemos continuar con la investigación; mientras tanto es preferible evitar el peligro.

2018-11-07T03:21:40+00:00