Cómo detectar la adicción

¿Cómo detectar la adicción? Orbium: Centro de tratamiento de adicciones.

Según avanza la enfermedad, se producen progresivamente, una serie de cambios en el comportamiento, el estado de ánimo, sus relaciones sociales y físicos. Estos cambios se incrementan poco a poco hasta ser muy visibles. Hay que observar las respuestas a estas preguntas:

  • ¿Necesita más dinero? ¿Miente o engaña?
  • ¿Se enfada a menudo o tiene cambios de carácter bruscos?
  • ¿Evita el contacto directo con los familiares? ¿Evita la mirada?
  • ¿Ha cambiado de amistades? ¿Ha dejado de frecuentar a algunos amigos?
  • ¿Ya no realiza cosas que antes sí disfrutaba? ¿Cómo es su aspecto?
  • ¿Está desmotivado o desmotivada?
  • ¿Tiene menos o mucho más apetito que antes? ¿Duerme peor?
  • ¿Tiene olvidos o despistes? ¿Problemas de concentración? ¿Ha empeorado el rendimiento?
  • ¿Ha dejado de lado alguna de sus responsabilidades? ¿Ha faltado a clase o al trabajo?

Necesitar realizar más frecuentemente un comportamiento o consumir más cantidades para sentir lo mismo, se denomina tolerancia. Y esta mayor necesidad repercute en las actividades cotidianas puesto que se abandonan algunas para acceder al objeto de la dependencia. SE CAMBIAN LAS PRIORIDADES.

Cada vez ocupa mas espacio todo lo relacionado con el consumo o la dependencia. En los momentos en que se deja de consumir o de realizar un comportamiento como comprar o jugar, se siente una gran ansiedad, nerviosismo y malestar con alteraciones físicas y del estado de ánimo. Son los síntomas de la abstinencia.

Y se producen notables cambios cognitivos como pérdida de memoria, despistes, olvidos, aturdimiento, problemas para concentrarse, pensamientos intrusivos, ideas delirantes, necesidad de rituales de comprobación, incapacidad para tomar decisiones, precipitación e impulsividad.  El autoengaño es una de las características de la enfermedad de adicción. La persona cree que puede cambiar la situación, que las cosas van mal porque el entorno le está jugando malas pasadas, o no tiene suerte, o “le tienen manía”….y no porque esté consumiendo o jugando u obsesionado con alguien.

¿Ha respondido que sí a mas de dos de estas cuestiones?  Si es así debe consultar a un experto.