Trastorno Bipolar

Es un trastorno frecuente que se caracteriza por la presencia de episodios anímicos intensos, unas veces de carácter depresivo y otras al contrario, con una actividad y ánimo elevados. En ambos casos, Las emociones son fuertes y su correspondiente comportamiento es también extremo. En  estas circunstancias el consumo de sustancias como cocaína, estimulantes y alcohol, o la practica de actividades como el juego, las compras o el uso de Internet y el móvil se incrementan.

El episodio depresivo se presenta:

  • Con sensaciones de tristeza, preocupación  y desanimo.
  • Se presentan problemas de concentración y memoria
  • Pérdida de interés por actividades que antes agradaban, incluso por la alimentación
  • Sensación de cansancio, poca energía y se baja el nivel de actividad
  • El sueño se resiente enseguida
  • Surgen pensamientos alrededor de  la muerte o el suicidio
  • Cuando se presenta la fase maníaca, el paciente:
  • Presenta una sensación de poder y creatividad intensos
  • Se siente muy alegre,  animado, nervioso o ansioso
  • Habla muy rápido de muchas cosas distintas
  • Tiene problemas para relajarse o dormir
  • Piensa que es capaz de hacer muchas cosas a la vez y esta más activo de lo habitual
  • Hace cosas arriesgadas, como gastar mucho dinero o tener sexo sin cuidado alguno.

Como todos los trastornos, es importante una buena evaluación inicial y un abordaje específico junto al tratamiento de adicciones. Es preciso que se realice por personal especializado y preparado para ello pues de no ser así es una de las causas de recaída posterior importante.