TDHA

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es un trastorno neurobiológico y crónico que afecta de un 5% a un 10% de la población infantil, y muchos de los casos presenta sintomatología de adultos. En este trastorno se juntan dos síntomas importantes que afectan al desarrollo psico-social de la persona:

  • Dificultad de mantener la atención voluntaria para casi cualquier actividad
  • Falta de control de impulsos

La mezcla de ambos hace que los pequeños tengan una escolarización difícil, con rendimientos académicos bajos al igual que la calidad de las relaciones interpersonales con compañeros y profesores. Como consecuencia se observa baja autoestima, depresión y ansiedad, trastornos de conducta como el trastorno oposicionista desafiante, conductas antisociales, consumo de sustancias…. Este consumo, de alcohol o cánnabis normalmente, se explica por su aparente contribución de la mejora de la sintomatología que conduce produce al deterioro en las relaciones con los demás y la importancia de tener amigos y ser querido

¿Por qué pasa? La  opinión actual sobre la causa que lo provoca,  se centra en un fallo en el desarrollo de los circuitos cerebrales en que se apoyan la inhibición y el autocontrol. Estas son funciones cruciales para la realización de cualquier tarea y curiosamente están muy presentes en los casos de abuso de sustancias o la realización de actividades adictivas o de riesgo. Por este motivo y en la adolescencia se incrementa el riesgo en los jóvenes y se hace muy conveniente acudir a un profesional.

¿Se puede tratar? El tratamiento es lento pero muy eficaz e incide en la calidad de vida de la familia y del proyecto de futuro del

Nuestro equipo realiza en el primer momento una valoración y luego interviene de manera integrada con objeto de obtener un resultado positivo rápidamente y que ello suponga un aliciente que incida en la mejora de la calidad de vida del paciente y evite recaídas posteriores.