¿Qué es un Trastorno por Atracón?

Síntomas, causas y consecuencias del Trastorno por Atracón (TA)

 

“Binge Eating” o Trastorno por Atracón

Cuando hablamos de Trastornos de la Conducta Alimentaria, generalmente pensamos en Anorexia y Bulimia, sin embargo, existen otros trastornos que implican una ingesta desordenada, y que al igual que los dos anteriormente mencionados utilizan la comida como método de afrontamiento ante la incapacidad de procesar y expresar emociones, tal es el caso de “Binge Eating Disorder” o Trastorno por Atracón.

 

Photo by NeONBRAND on Unsplash

 

¿Qué es el Trastorno por Atracón?

Los comedores compulsivos ante la ansiedad y desequilibrio emocional ingieren, sin poder tener control sobre ello, una gran cantidad de comida en un corto lapso de tiempo, y a diferencia de la Anorexia y la Bulimia, no utilizan ningún método de purga, lo que ocasionalmente les puede causar sobrepeso y hasta obesidad.

Los episodios de ingesta compulsiva (comúnmente realizados en secreto) se asocian a un consumo de alimentos mucho más rápido de lo que se consideraría en un tiempo normal; comer hasta sentirse insatisfecho por la cantidad ingerida; la cantidad de comida no se relaciona con la sensación de hambre física y un sentimiento de inconformidad y depresión después del atracón.

Aunque el Trastorno por Atracón se asocia en gran medida con obesidad, no podemos determinar que toda persona obesa presenta este trastorno.

Por otro lado, se ha asociado el Trastorno por Atracón con la Bulimia. En este último podemos encontrar episodios de atracón, sin embargo, la diferencia clave es, que en la Bulimia se utilizan conductas compensatorias para eliminar el alimento y tener control sobre el peso, por ejemplo, provocarse el vómito, utilizar diuréticos y laxantes, realizar más actividad física, etc.

¿Cuáles son los síntomas?

Antes de comenzar con los síntomas, tenemos que tener en cuenta el factor cultural. En muchas culturas la comida tiene un papel importante dentro de las celebraciones, generalmente cuando hay reuniones con los amigos o la familia, o cuando se celebran bodas o cumpleaños; es común que se ingiera grandes cantidades de comida en estos eventos. La diferencia estriba en que cuando hay una ingesta compulsiva, hay un patrón recurrente de episodios de atracón en el que hay una evidente pérdida de control y un malestar significativo en distintas áreas de la persona.

Por lo tanto, los síntomas del Trastorno por Atracón son:

  • Episodios recurrentes de atracón.
  • La cantidad de comida ingerida es claramente superior a la que la mayoría de las personas ingerirían en un periodo similar.
  • Consumo en un breve lapso de tiempo.
  • Una sensación de falta de control sobre lo que se ingiere durante el episodio.
  • Comer hasta sentirse desagradablemente lleno.
  • Comer grandes cantidades sin sensación de hambre física.
  • Comer a escondidas debido a la vergüenza que se siente por la cantidad ingerida.
  • Sentir gran culpa, disgusto con uno mismo, depresión o vergüenza después del atracón.

Para poderse catalogar como Trastorno por Atracón, el DSM V considera que debe aparecer por lo menos un atracón a la semana durante 3 meses seguidos, sin embargo, no debemos olvidar que cada persona y cada caso es distinto.

Causas

En realidad, este trastorno tiene todavía mucho campo de estudio, las causas no son específicas. Generalmente comienza durante la adolescencia y juventud temprana, pero también puede iniciarse durante la infancia y la edad adulta.

Las principales causas relacionadas hasta el momento son:

  • Predisposición genética.
  • Emociones negativas y no procesadas.
  • Estresores interpersonales.
  • Dietas restrictivas en las que la cantidad de alimento es muy reducida.
  • Baja autoestima.
  • Sentimientos negativos con respecto a la imagen corporal.
  • Aburrimiento o mucho tiempo de ocio.

Consecuencias

Los comedores compulsivos son personas que sufren mucho en soledad, tienden a aislarse de los demás debido a la vergüenza que sienten por la manera en la que comen. Se vuelven expertos en esconder sus hábitos hasta tal punto que, en ocasiones, ni las personas más cercanas se dan cuenta de que podría padecerse este trastorno.

Se envuelven en un ciclo en el que intentan suprimir cierta emoción, muchas veces inconsciente, y entonces surge la compulsión por la comida para generar alivio, pero enseguida del atracón comienza la culpa, el malestar y la tristeza, por lo que la ansiedad y la necesidad de alivio comienza de nuevo.

La lucha interna tanto de emociones y pensamientos crece generalmente a la par de la ganancia de peso.

Además de los factores psicológicos, las consecuencias a nivel de salud física son importantes, el riesgo de padecer enfermedades relacionadas con el sobre peso aumenta.

Este trastorno, al igual que los demás trastornos de la conducta alimenticia tienen solución. En base a un tratamiento integral en el que se incluyan factores cognitivos, emocionales, espirituales e interpersonales las personas pueden rehabilitarse y llevar una vida plena y sin lucha constante.

No dudes en pedir ayuda, siempre hay una solución.

Vía: S.A. (2018). “Binge-Eating Disorder (Compulsive Overeating)”. https://www.psychologytoday.com/intl/conditions/binge-eating-disorder-compulsive-overeating

Referencias adicionales:

American Psychiatric Association, Diagnostic and Statistical Manual, Fifth Edition.

 

2018-08-22T08:19:33+00:00