¿Qué adicciones provocan las redes sociales?

¿Qué adicciones provocan las redes sociales?

Un problema que está cada vez más presente tanto en jóvenes como en mayores es la Adicción a Internet y las redes sociales.  Todo esto producto de los avances tecnológicos en el ámbito de la comunicación y la expansión de las redes de comunicación que en gran manera pueden acercarnos a nuestros amigos y familiares de manera virtual. No hay duda que redes sociales como Facebook, Twitter y otras más han cambiado nuestras vidas y que es común que tengamos perfiles en ellas, especialmente las personas más jóvenes.

En la parada del autobús, en el autobús, en la sala de espera del médico, andando por la calle, en el trabajo, en una reunión, en un concierto, a la salida de clase, en el parque, en el ascensor, en una comida, en el baño, en la cocina… Con el móvil a todas partes y a todas horas. Así se puede ver a cada vez un mayor número de personas, y a cada vez más jóvenes. No pueden dejar pasar un minuto sin entrar e facebook, twitter, responder a un whatsApp…

No son pocas las advertencias que se hacen desde algunas organizaciones sobre la necesidad de hacer un buen uso de las nuevas tecnologías porque, en pocas palabras, generan adicción tanto a padres como a hijos. Pero, ¿cuáles son las verdaderas causas? ¿Por qué nos sentimos, en muchos casos, dominados por las redes sociales?

Consecuencias de la adicción a Redes Sociales

1. Perjudicar las relaciones personales

Este problema puede general el deterioro o la pérdida de relaciones interpersonales, tanto laborales, amistosas como amorosas, debido a que la persona adicta prefiere dedicar más tiempo a las redes sociales que a las personas que le rodean.

Es común también que muchos matrimonios resultan finalmente en divorcios debido a problemas relacionados como la infidelidad por medio de las redes sociales.

2. Provocar estrés y ansiedad

Una de las principales causas de esta adicción es el empleo compulsivo del medio por el hecho de crear una aprobación social porque esto representa algo que aparentemente es positivo para la persona.

Cuando esto no sucede, es decir cuando la persona obtiene pocos me gusta o retweets en sus publicaciones cae en un bajón anímico que si es constante puede llevarle a una depresión.

3. Privación del sueño

La persona adicta a las redes sociales prefiere no dormir con tal de estar conectado y de esa manera enterarse de lo que está pasando con los demás.

4. Distracciones en los centros de trabajo

A causa de permanecer mucho tiempo conectado, la productividad en el trabajo puede bajar considerablemente o también puede suceder que el trabajo no sea bien hecho, debido a las distracciones que se presentan y a la pérdida de tiempo que esto conlleva.

5. Problemas físicos

Esta es una de las consecuencias más graves, que en ocasiones hasta puede requerir la intervención de un especialista, para tratar los problemas derivados por la adicción. Algunos de estos problemas que se presentan de manera frecuente son problemas de la espalda o la vista cansada.

A largo plazo también puede resultar en un aumento de peso o problemas relacionados con el corazón, debido al poco ejercicio físico que la persona debe realizar.

6. Afectar la concentración

Este problema afecta en gran parte a la población estudiantil que por ejemplo, en lugar de estudiar para un examen, prefiere permanecer conectado, lo cual se traduce en un bajo rendimiento académico.

7. Pérdida de tiempo

El abuso o mal uso de las redes sociales resulta finalmente en una pérdida del tiempo que podríamos emplear en realizar otras actividades que nos resulten más gratificantes o productivas, como por ejemplo realizar actividades en el hogar, visitar familiares o conocidos, salir a caminar o correr, buscar trabajo, hacer las tareas, dormir, relajarse, entre otras.

2018-09-11T14:08:56+00:00