Adicción a internet

Adicción a Internet

Los beneficios que Internet ha traído a nuestras vidas son innegables: se han abierto nuevas posibilidades personales, sociales y laborales en nuestro entorno. Sin embargo, Internet también ha cambiado el mundo en el que vivimos de forma radical en poco tiempo; y algunas personas han acabado desarrollando una relación adictiva con sus teléfonos móviles, ordenadores u otros dispositivos con acceso a internet, con consecuencias destructivas tanto para el individuo como para su familia.

De esta forma, Internet se ha convertido en el refugio de muchas personas:  les ayuda a aliviar su sufrimiento emocional (aburrimiento, soledad, rabia, mal humor, ansiedad…) y a esconderse de sus miedos y problemas, a costa de aislarlos y hacerles perder su vida real. La adicción a Internet está cada vez más extendida y es necesario poner medidas que ayuden a la persona a recuperar su vida.

¿Soy adicto a Internet?

Algunas señales de alarma que pueden indicar la presencia de una adicción a las nuevas tecnologías son:

  1. Pasar más tiempo conectado a Internet del que inicialmente se tenía previsto, lo que hace que tengas que cancelar otras actividades y planes que antes eran importantes en tu vida (familia, trabajo, estudios, relaciones con los amigos, deporte…). Además, interfiere en tu alimentación y hace que duermas menos horas de las que deberías.
  2. Te pones de mal humor si no puedes estar conectado y evitar lugares sin acceso a Internet.
  3. Has intentado disminuir el tiempo que pasas con el móvil, la tablet o el ordenador, pero no lo has conseguido.
  4. Revisas el móvil continuamente y de forma automática. Es lo primero que haces al levantarte y lo último que haces al acostarte.
  5. Si te dejas el móvil en casa o se te acaba la batería aparece una sensación de miedo y ansiedad.

El tratamiento

Como respuesta a esta nueva realidad, en Orbium Adicciones hemos puesto en marcha el primer programa de rehabilitación de la adicción a las nuevas tecnologías, cuyo objetivo es enseñar a las personas a aumentar sus actividades sociales reales; y desarrollar estrategias para resolver los problemas relacionados con Internet.

En Orbium utilizamos un enfoque flexible y adaptado a las características de cada persona, que se basa en la evidencia clínica y combina tres elementos:

  • Terapia individual, donde se explora el papel que cumple la tecnología en la vida de la persona y se dan herramientas para que Internet deje de ser el centro de la vida de la persona. También se emplean otras terapias como TCC, relajación, Mindfulness.
  • Higiene tecnológica, donde se enseñan nuevas habilidades para relacionarse con Internet de una forma más sana y eficiente.
  • Habilidades para la vida y la Salud. La adicción a Internet hace que la persona descuide su alimentación, deje de hacer deporte y se alteren sus patrones de sueño, por lo que es esencial enseñar nuevos hábitos de cuidado personal que rompan el circulo vicioso de la adicción.

Si cree que usted o algún miembro de su entorno pueda tener una adicción a Internet, es necesario buscar ayuda profesional. Puede ponerse en contacto con nosotros de forma totalmente confidencial en el teléfono durante las 24 horas al día.