Dependencia a Metadona

La Dependencia a Metadona

La metadona es un narcótico relacionado con el alivio del dolor, aunque también se usa en el tratamiento de la Adicción de la heroína y otros opiáceos.

Con respecto a este último uso, la metadona se administra como sustituto de la heroína mientras se pretende una recuperación de la adicción.

En algunos casos muy excepcionales este tratamiento ha sido exitoso. En la mayoría por no decir en todos, la persona ha desarrollado una gran tolerancia a la metadona, y se ha convertido posteriormente en dependiente de esta sustancia. Actualmente existen avanzados tratamientos de desintoxicación de metadona que actúan sobre las causas principales de la adicción.

La BBC acompaña a dos pacientes en su experiencia en el tratamiento de desintoxicación de metadona.

Metadona. Una Adicción Más Potente que la Provocada por la Heroína

Como en todos los opiáceos de prescripción y “drogas de calle” como la heroína, el consumo de metadona conlleva un riesgo muy alto de desarrollar dependencia física y psicológica. La mayoría de personas que en un momento determinado desarrollan esta dependencia a la metadona están familiarizadas con la adicción, ya que han comenzado a consumir metadona precisamente para combatir las consecuencias de su adicción a la heroina. En este sentido, suele ser frustrante para el paciente y para la familia encontrarse con que la dependencia de la heroína se ha convertido en dependencia de otra droga como la metadona, producto de un tratamiento de desintoxicación supuestamente orientado a curar de la dependencia a la heroína.

Síntomas de Dependencia a Metadona

  • Necesidad de incrementar progresivamente la dosis de metadona para conseguir los mismos efectos
  • Esfuerzos infructuosos por abandonar o controlar el consumo de metadona
  • Abandono progresivo de intereses o aficiones por el consumo de metadona
  • Engañar al medico para que prescriba una dosis de metadona mayor de la que se necesita
  • Consumir más metadona de la dosis recomendada
  • Consumir metadona junto a otras drogas, entre ellas el alcohol
  • Consumir metadona para “redondear” los efectos mientras se sigue consumiendo heroína

 

Efectos Devastadores de la Metadona

  • Sudoración excesiva, especialmente de noche.
  • Estreñimiento.
  • Dolor en músculos y articulaciones. Algunos consumidores experimentan dolores similares a los del reumatismo.
  • Disminución de la libido debida al consumo de opiáceos, entre ellos la metadona.
  • Erupciones y picores cutáneos.
  • Sedación (por ejemplo, sensación de somnolencia, especialmente después de tomar una dosis de metadona).
  • Retención de fluidos que causa hinchazón en manos o pies.
  • Pérdida de apetito, nauseas y vómitos.
  • Dolores y calambres abdominales.

vía: metadona.com

2018-09-11T14:28:14+00:00